miércoles, noviembre 14, 2007

Creando nuestras bases...

Con mucha indignación me entero hoy de que nuestro "eficiente" sistema educativo ha implementado desde hace algunos años algo demonidao promoción automática. Este fabuloso método de enseñanza sostiene que los niños de primer y segundo grado de primaria no se pueden quemar en dichos cursos. O sea, que independientemente el niño este apto o no, pasa de curso.

No hay que ser un genio para darse cuenta que en 3ro de primaria los niños no están preparados para dicho nivel, ya que los profesres no hacen el menor esfuerzo (ya que las evaluaciones no importan) y los niños menos. Tengo una amiga que está trabajando con niños de 3ro de primaria de escuelas públicas y me dice que hay algunos que ni siquiera saben cómo se escribe su nombre.

Yo me pregunto si estas medidas son tomadas a propósito para tener una población manejable, o es que la ignorancia de las personas a cargo de estas decisiones es tal que nos están creando analfabetos con las falsas espectativas de que han estudiado.

Imagínense lo que será un bachiller de aquí a unos años.

1 Comentarios:

At 11:28 a. m., Anonymous Anónimo said...

Rafael: ignoro si continuarás escribiendo este blog. quiero compartirte que mis hermanos mayores, de diferente situación económica debido a ser de diferentes padres (uno hermano materno, rico; el hermano paterno, pobre) se hicieron profesionales. es más, el pobre es hoy phd y devenga un buen sueldo en el extranjero. cuál fue la ventaja? estudiaban con los mismos libros y recibían la misma docencia. hoy los niños pobres, aparte de lo que dices, no reciben de enseñanza ni la mitad de lo que se le enseña a un niño rico (indaga las horas de clase de las escuelas públicas). entonces, cómo escaparán de la miseria que hoy los arropa, si la única escapatoria era una educación equivalente a la de los niños de situación económica más desahogada?

 

Publicar un comentario

<< Home