viernes, marzo 02, 2007

Preocupaciones Cotidianas

El miércoles pasado salí tarde a comer, y voy a Taco Bell de la Lope de Vega. Para mi desgracia, ya los muchachos del Babeque habían salido y la fila era enorme. Entre los tapones de la Roberto y la fila de Taco Bell me puse a pensar en el desastre que hacen los colegios, y la autoridad con que lo hacen. Incluso le pagan a un policía para que desordene el tránsito y los padres sean tan malcríados como sus hijos y se paren donde les de la gana.

En medio de la fila, escucho a dos niños como de 11 y 12 años con la siguiente conversación:

- ¿Tienes un minuto en el celular?
- Se me acabaron, ¿por qué?
- Es que el cajero se me tragó la tarjeta y tengo que llamar al banco para cancelarla.
- Diantre eso me pasó a mi, y se me olvidó y fui a Scherezade y después de ordenar no tenía nada. La suerte que andaba con los muchachos y ellos pagaron por mi.


Mientras los escuchaba me llegaron cuchumil pensamientos a la cabeza. Pensé en mi niñez, en mi adolescencia y en mi adultez y como que no me encajaba la conversación entre muchachos que ni siquiera eran teenagers. Pero lo que más me puso a pensar fue: comparando mi niñez con la de ellos, ¿cuáles serán las preocupaciones de estos niños en 10 o 15 años?

7 Comentarios:

At 2:33 a. m., Blogger Joan Guerrero said...

Jeje... ¿Hablaba yo de tarjetas de crédito a mis diez años? Madre santa. Deja, que dentro de 10 años, lo que hablarán es sobre la web.... ¡y más allá!

 
At 9:17 a. m., Blogger Demetrix said...

Los padres de ahora no dejan a los niños ser niños, no queman las etapas como lo hicimos nosotros..

Por eso, cuando llegan a los 25, ya han vivido todo un mundo y no tienen aspiraciones, en cambio para mi la vida comienza

 
At 1:58 p. m., Blogger Ginnette said...

No los dejan ser niños, tan sencillo como eso.

 
At 3:25 p. m., Blogger Palestinian Princess said...

Estoy de acuerdo con algunas cosas, pero debemos estar claros con que lamentablemente los tiempos cambian y con eso las prioridades mas no los valores. Como padre, que prefieres: darle dinero en efectivo a tu hijo y no saber que hace con el o darle una t/c que te llega el estado de cuenta y puedes ver en que lo gasta? Ademas, es mas seguro que andar con el dinero por ahi, como estan los atracadores a la orden del dia. Cuando yo estaba en el colegio, solo una de mis amigas, la "riquita" era la que tenia t/c y con esa comiamos todas! Y de eso hace ya un tiempecito ;)

 
At 4:00 p. m., Blogger Rafael Vargas said...

Joan, yo vine a tener tarjetas de crédito como a las 20. Y no te creas, ya hoy hablan sobre la web, y más que tú y que yo.

Demetrix, China: A eso es que me refiero. Yo pienso que le quitan el encanto de ser niños con preocupaciones que no deberían tener todavía.

Princess: si tuviera un hijo de tan poca edad, no sé si le daría una TC. Eso puede ser un problema igual. Aunque ahí tienes un punto en lo de controlar los gastos.

 
At 2:40 p. m., Blogger Sarah said...

Raff, yo, como buena amante de Taco Bell cometí el mismo error de ir a ese local un dia de especiales (lunes 50% y miércoles 4 tacos por RD$100). Yo creo que esos dias apenas con el colegio ellos cuadran. Lo de las tarjetas es un arma de doble filo. Depende mucho del control de esos chicos. Además así los padres no tienen que estar ¨flojando¨ efectivo a diario. Pero a esa edad no tuve esa oportunidad. !Definitivamente los tiempos han cambiado!

Oye, la próxima, avísame para ir contigo y Darío a Taco Bell....!somos fanáticos!

 
At 9:55 a. m., Blogger moma said...

mi hija tiene 9 y ya me pidio un celular (incluso, el modelo más caro, porque ya todas las amiguitas lo tienen). le deje saber que el presupuesto mio apenas alcanza para yo tener un "modesto" celular

 

Publicar un comentario

<< Home