jueves, noviembre 09, 2006

Fin de Semana Largo

Una pareja de amigos escaladores había invitado a toda la comunidad para hacer un brindis con motivo de su compromiso matrimonial. El lugar pautado es Frontón, una playa prácticamente virgen que queda en Samaná, antes de Playa Rincón. El lugar idóneo para dicha actividad, ya que ahí es donde están las mejores piedras conocidas hasta la fecha para escalar en nuestro país. Por asuntos de trabajo la actividad se canceló, pero no así el viaje. Quería aprovechar este viaje para volver a escalar (después de 2 años). Así que preparé mi mochila con equipo de escalar, ropa y comida para 3 días, tienda de campaña, etc. Casi 60 libras para cargarlas por espacio de 45 minutos que es la distancia de donde dejo el carro hasta llegar a la playa.

A las 3:00AM salgo de una boda, recojo a los que se van conmigo y arranco para Samaná.
En la boda comí algo que no me sentó muy bien, y tuve que ajustarme una pastillita de Prodón y un Pepto Bismol para poder pasar el fin de semana tranquilo. El camino fue sin inconvenientes, y al llegar a la playa y armar la tienda de campaña caí rendido por no-sé-cuántas horas. Me despierto y a escalar.

En la noche no aguantaba el cansancio y ni siquiera me reuní con el grupo en la fogata. Me preparé par de hot dogs y unos spaguettis con albondigas enlatados y caí rendido. Al otro día me levanté temprano a escalar, y ya a las 8:0am había intentado par de rutas. Como a las 11:00 me voy con un grupo a montear para llegar a un sitio que tiene una vista impresionante. ¡Ahí empezó lo bueno!

Nos perdimos, encontramos el camino y seguimos. Llegamos al sitio, tomamos fotos, videos, etc. A la vuelta nos perdimos, pero esta vez la perdida fue grande. Duramos cerca de 45 minutos sin encontrar el camino. Encontrarmos varios, pero ninguno nos llevaba a donde queríamos, algunos simplemente se terminaban y ya. Una de las muchachas se pone a llorar, algunos dan muestra de desesperación. Me pongo con otro de los muchachos a hacer camino para llegar a algún sitio, cuando de repente tumbo (sin darme cuenta) varios panales de avispas que estaban descansando en una liana. Jejeje.... Salgo corriendo a mil, pero me enredo entre las lianas, tropiezo y ruedo por unos peñones. Resultado: 4 picadas de avisas en la cabeza, una en un brazo, la uña del pulgar del pie derecho negra, moratones en las rodillas y los codos, y el tobillo izquierdo que pensaba que me lo había roto (luego de una radiografía el lunes, me confirmaron que no).

Encontramos el camino, y a duras penas bajo hasta la playa. Llegando me doblo el tobillo de nuevo y ya lo declaro totalmente fuera de servicio. Me improvisan un bastón. Llega Wladir en una yola a visitar al grupo y a conocer la playa. Aprovecho, ya que no puedo caminar, y mucho menos 45 minutos con mi bulto tan pesado; regalo toda mi comida (incluyendo un sancocho enlatado que estaba loco por probar), y me voy en la yola para el Hotel donde él se está hospedando. Hasta ahí llegaron mis aspiraciones de seguir escalando (por lo menos por ese fin de semana). Llego al hotel, ceno, me baño y duermo. Al otro día desayuno y voy al punto donde dejé el carro a buscar a una de las muchachas que se iba conmigo, y de ahí para Santo Domingo.

Agolpia'o, sin escalar, pica'o de avispas, lleno de moratones por todas partes y con un pie a la vela.

¡¡¡Tremendo fin de semana!!!

4 Comentarios:

At 5:07 p. m., Blogger Demetrix said...

Oyeme, pero esto si que fue toda una aventura, que jevi.. me gustaria hacer algo asi algun dia (claro, sin los tropiezos, sin las picaduras, si piernas rotas, sin perdedera, ¿se me quedo algo?)

Por cierto, el jueves de la semana que viene nos juntaremos unos cuantos bloggers en la bolera a jugar un chin, eres bienvenido si deseas participar.. y el sabado es el coroblog oficial en cinema cafe, caiga por cualquiera de los dos sitios para conocerlo en persona finalmente

 
At 11:56 p. m., Blogger Sarah said...

Raff, amigo, toda una aventura con un mal final. Espero que ya estés mejor y tengas mejor suerte la próxima. Yo estuve por allá hace dos fines de semana, en La Guazuma (por Las Galeras)y en Playa Rincón.....Dios, qué belleza.

!Un abrazo!

 
At 3:00 p. m., Blogger Darío Martínez said...

Mi hermano... què pela màs bacana! Cuando tenìa unos buenos años menos yo hacìa cosas asì casi todas las semanas... y de hecho, estoy pensando (sòlo un plan por ahora) viajar algunos fines de semana "sin rumbo", con mi càmara... justamente ahora mismo te escribo desde Las Terrenas, pues vine a traer a Vielkita, que se queda esta semana pròxima completa acà. Quizàs la venga a buscar el pròximo sàbado... aùn tengo que planificarlo.

Pero me encanta ese tipo de fin de semana que tuviste... y sì, con todo y picaduras, torceduras, etc... Esas son las cosas memorables!

Mi abrazo siempre!

PS: Demetrix... voy a escribirte para ver el tema del BoloBlog... quiero participar!

 
At 5:53 p. m., Blogger GirlFromSantiago said...

Hey, esas son las cosas que uno le cuenta a sus nietos!! :)

 

Publicar un comentario

<< Home